PN Alto Tajo. Mirador de Zaorejas
CAMPER,  CICLISMO,  SENDERISMO,  VIAJES

Parque Natural del Alto Tajo

No hay mal que por bien no venga…

La pandemia del Covid-19 nos está obligando a realizar una modificación de nuestras costumbres a marchas forzadas. ¿Debemos quedarnos en casa y ver como pasa el tiempo? o ¿Debemos seguir la vida como si nada pasara? En ambos casos creemos que la respuesta es negativa.

Consideramos que el respeto es el punto básico de partida para una sociedad digna. Y por otro lado, somos conscientes que la razón humana nos permite una capacidad de adaptación mucho más rápida y efectiva que cualquier otro ser vivo.

PN Alto Tajo. Río Tajo.
PN Alto Tajo. Río Tajo.

Esas son las palabras clave. Respeto y adaptación. Debemos seguir viviendo adaptándonos a las nuevas circunstancias, siempre respetando al resto de personas con las que convivimos en sociedad.

Es por ello que, cumpliendo todas las normas establecidas, nos lanzamos a organizar este viaje previsto para realizarlo en el mes de octubre, en pleno otoño; cuando el Parque Natural del Alto Tajo muestra su máximo esplendor.

PN Alto Tajo. Castillo de Molina de Aragón.
PN Alto Tajo. Castillo de Molina de Aragón.

Pero la cuarentena obligada por parte de familiares cercanos, y su consiguiente dependencia de nosotros para cualquier necesidad, nos obligó a abortar el viaje. Viaje que dos meses más tarde, sí pudimos realizar.

Alto Tajo

Visitar el Alto Tajo, situando la base de operaciones en Molina de Aragón, nos supone un desplazamiento de algo más de tres horas desde nuestra localidad. Con una hora más de desplazamiento, nos podemos ubicar en Cantabria o Asturias. Es por esta razón que nunca habíamos visitado la zona, y que ahora «gracias» al cierre de fronteras regionales debida a la pandemia, vimos la oportunidad de poder hacerlo.

Las circunstancias quisieron que compartiésemos este viaje con una familia de grandes amigos, por lo que la escapada ganó interés y calidad. Juan, Laura, Aitor y Vega nos dieron una bonita lección de lo que es realizar una escapada en familia. Y que a la vez coincidía con nuestra último viaje de «solteros».

PN Alto Tajo. Puente viejo, Molina de Aragón.
PN Alto Tajo. Puente viejo, Molina de Aragón.

La zona permite múltiples y variadas opciones de lugares para visitar. Nosotros estuvimos condicionados por una meteorología adversa, ya que tres de los cuatro días de nuestra estancia resultaron bastante lluviosos. Pero ya sabéis… Adaptación.

¡Os contamos cuál fue nuestro plan!

Día 1: Molina de Aragón.

Sábado 5 de diciembre.

El primer día sirvió de acomodamiento y visita a la localidad molinesa. Los alojamientos rurales El Molino del Batán, fue nuestro lugar elegido. Trato muy cercano y agradable. Lugar bonito y limpio. Ubicado a orillas del río Gallo y a tan solo un kilómetro del centro urbano.

Además, para los amantes de Juego de Tronos, fue el lugar elegido para alojar al equipo de rodaje durante su estancia cuando usaron el castillo de Zafra (Torre de la Alegría) como uno de sus localizaciones de exteriores; allá por octubre del 2015, en pleno rodaje de la sexta temporada.

Molina de Aragón es una localidad ubicada en el noreste de la provincia de Guadalajara y conocida como «el frigorífico de España» por sus características temperaturas bajas. Pero no por ello inhóspita y fría. No debemos dejar de lado su espectacular castillo, segundo en dimensiones en terreno español, que muestra orgulloso su espectacular silueta amurallada.

PN Alto Tajo. Callejeando por Molina de Aragón.
PN Alto Tajo. Callejeando por Molina de Aragón.

Paseo por Molina

El mismo sábado por la tarde la dedicamos para callejear por sus casco histórico. Un pequeño paseo que partía desde la Avda de los Adarves hasta la plaza de San Francisco. Y de aquí tomábamos el testigo del río Cuervo, que desde su puente viejo, nos adentraba en las estrechas callejuelas. Una mezcla entre Toledo y Albarracín. Innumerables iglesias y palacios asomaban a nuestro paso. Sin olvidar su interesante barrio judío.

Merece la pena, descargarse el folleto que ofrece gratuitamente la página de su Ayuntamiento y recorrer las calles buscando los números marcados como lugares de interés. O simplemente dejarse llevar y utilizar el folleto cada vez que te encuentres algún palacio o iglesia.

El paseo nos llevó un par de horas. Suficientes para tener una primera toma de contacto con la población y conocer su realidad.

Tocaba recogerse en el cálido alojamiento y disfrutar en familia de un merecido descanso.

Día 2: MTB por el PN del Alto Tajo.

Domingo, 6 de diciembre.

Amanecía con temperaturas bajo cero, pero eso no nos impidió montar nuestras bicicletas de montaña en el coche y tomar rumbo a Taravilla. Desde allí, Juan y yo, disfrutaríamos de nuestra mañana ciclista. Disponíamos de múltiples opciones de rutas, desde los 90km hasta los 30. Pero éramos conscientes de que viajábamos con la familia y no queríamos ser egoístas. Elegimos la opción más «concentrada» donde visitásemos la mayoría de los lugares de interés en el menor número de kilómetros posibles.

Una ruta de tan solo 30 km pero donde pudimos disfrutar de la esencia de este paraje protegido. Os contamos.

Inicio

La ruta parte desde la pista forestal que sale desde el km 76 de la carretera CM-210. Desde allí seguimos las indicaciones del GR-10 para tomar un breve ascenso de 3 km hasta el Collado Somero. Todo por una adecentada pista que es usada por los coches para acceder al corazón de este paraje natural. Esta misma pista coincide también con el trazado de la Ruta del Cid, por la que rodé en el verano del 2014.

PN Alto Tajo. Laguna de Taravilla.
PN Alto Tajo. Laguna de Taravilla.

Dejándonos caer, nos adentraremos poco a poco en el corazón de estos cañones tan característicos y singulares. A la derecha, al fondo, entre los pinos, se dejaba ver el impresionante salto de Poveda. Al lado opuesto, poco más adelante, la singular laguna de Taravilla.

A los pies de esta laguna, decidimos salir de la pista para bordear su perímetro por un estrecho y bonito sendero sin ninguna complicación.

La pista para vehículos a motor, que coincide con el GR-10 y el Camino del Cid, continúa río arriba hasta llegar a la bella población de Peralejos de las Truchas. Era una de las opciones a realizar, pero la familia esperaba.

Un desvío a la derecha nos desciende hasta la misma orilla del río. Aquí, años atrás se situaba un vadeo oficial para cruzar el jovencísimo río Tajo. Pero desde hace años, la administración instaló un bello puente colgante por el que esperábamos cruzar el río.

Puente que nos encontramos clausurado por seguridad debido al mal cuidado del mismo. Con mucho cuidado, decidimos cruzarlo con extrema precaución. Y sin problemas que salvar las cintas que cerraban el paso, lo conseguimos. (Hablamos de diciembre del 2020)

PN Alto Tajo. Puente colgante sobre el río.
PN Alto Tajo. Puente colgante sobre el río.

Cambio de orilla

Al otro lado de la orilla nos esperaba un bonito sendero de no mas de 500m cómodo en su principio y bastante técnico en su segunda mitad.

De nuevo salimos a la pista forestal adecentada para vehículos a motor que da acceso a las casas rurales de El Salto. Desde aquí tenemos cinco kilómetros muy cómodos aguas abajo por pista forestal acompañando por el río a escasos metros. El denso pinar nos da varios respiros en lugares puntuales como el salto de Poveda, donde podemos dejar las bicis y en escasos 300m llegar a la base de la impresionante caída de agua.

Otro punto interesante es el aparcamiento para vehículos que nos deja una perspectiva impresionante del Cerro Moreno; lugar desde el que se inicia una de las rutas senderistas más populares del parque. Pocos metros más adelante tenemos el humilde puente de los pescadores. Y ya, poco antes de llegar al cruce con la carretera tenemos el refugio de montaña perfecto para pasar un día con los más pequeños en temporadas más cálidas.

PN Alto Tajo. Vistas del Cerro Moreno.
PN Alto Tajo. Vistas del Cerro Moreno.

A los 13 km de ruta, llegamos de nuevo al trazado de la CM-210, tomamos el asfalto hacia nuestra izquierda durante un par de kilómetros, para de nuevo desviarnos y continuar con la misma pista.

En este segundo tramo, el cañón se abre un poco y el sol comienza a introducir sus agradables rayos entre sus copas. Pistas a la izquierda de la marcha nos ofrecen salidas en ascenso hacia Poveda y Peñalén que obviamos, nuestro objetivo es cruzar el río por el Puente de Peñalén.

A los 5 km de ruta por esta nueva pista, sale el desvío hacia el puente que buscamos. El puente de Peñalen se alza fuerte y robusto sobre las aguas del Tajo. Pero su continuidad al otro lado del río… no conseguimos encontrarlo. No sabemos si por falta de información, de orientación… o simplemente que la pandemia ha sacado a senderistas del lugar y la vegetación ha tomado el camino.

PN Alto Tajo. Puente de Peñalén.
PN Alto Tajo. Puente de Peñalén.

Media vuelta

El caso es que la vuelta propuesta por el río Cabrillas debimos anularla. Y consiguientemente, vuelta por los mismos 5 km hasta la carretera. Una vez en la CM-210, no quedó otra opción que tomar sentido Taravilla durante los últimos seis kilómetros donde nos encontramos con un duro desnivel para salvar el collado Bajero.

Al final 30km, unos 850 m d+ y algo menos de dos horas y media de ruta, que nos dejó con ganas de más. Pero más que suficiente para disfrutar de la zona y de la compañía. Volveremos para realizar la integral del 90km.

PN Alto Tajo.
PN Alto Tajo.

Tarde en familia

Sobre las 12:00 estábamos de vuelta en Molina de Aragón. Las familias habían desayunado tranquilamente y disfrutado del bonito paraje donde se ubican los alojamientos. Tomamos los coches y comenzamos la expedición por los alrededores cercanos.

La primera visita es la de ascender por la misma carretera CM-210 hasta el mirador de la población. Situado a tan solo 2 km de distancia de la población. Desde allí se puede disfrutar de una bonita panorámica de Molina de Aragón, con el imponente castillo a sus espaldas.

PN Alto Tajo. Mirador de Molina.
PN Alto Tajo. Mirador de Molina.

Seguidamente, desandamos nuestros pasos para dirigirnos hacia la ermita de la Virgen de la Hoz. Unos 11km separan a Molina de este bello enclave al que podemos acceder por la carretera de Ventosa (GU-958).

Es impactante como, tras la llanura, se divisa un cortado al que poco a poco nos vamos aproximando. Una vez junto a él, observaremos como un cañón se abre paso entre las rocas. Es el propio río Gallo el que ejecuta este corte perfecto en la piedra y nos acompaña dando paso a un auténtico tajo. Y en uno de esos meandros, aparece la ermita. Orgullosa de su ubicación.

PN Alto Tajo. Ermina de la Virgen de la Hoz.
PN Alto Tajo. Ermina de la Virgen de la Hoz.

Pocos metros antes de llegar, existe un parking donde dejar los coches y poder acceder a pie al lugar. Íbamos con la idea de comer en el restaurante anexo, pero nuestra sorpresa fue cuando lo encontramos cerrado «a cal y canto» y no por ser día de descanso.

Visitamos el lugar sagrado y encontramos la puerta de acceso que nos dirige a lo alto del cañón. Varios centenares de escalones nos llevan hasta lo más alto del cortado para regalarnos unas vistas completamente diferentes a las que se disfrutan desde el cauce del río.

Comida en Molina

Como no pudimos comer, volvimos sobre nuestros pasos a Molina para buscar un lugar donde poder hacerlo. El hotel-restaurante Palacio de los Molina, nos resolvió esta solución con una comida decente y un mejor trato.

PN Alto Tajo. Cuidando a mis chicas.
PN Alto Tajo. Cuidando a mis chicas.

Quedaba aún la tarde entera para seguir conociendo la zona. Así que retomamos la idea inicial de continuar por el cañón del río Gallo.

De nuevo en la ermita de la Virgen de la Hoz, continuamos el trazado por la GU-958 hasta Torete. La carretera va de la mano del cauce del río. Tramo que también coincide con la Ruta del Cid.

Cruzamos Torete en dirección de Cuevas Labradas. Disfrutando de la conducción, que nos recordaba por momentos a nuestro viaje en furgo por Nueva Zelanda. Afri, embarazada, disfrutaba de los paisajes al calorcito de la calefacción con su música en la radio y sentada como una reina en su asiento de copiloto.

PN Alto Tajo. Pista forestal junto al río Gallo
PN Alto Tajo. Pista forestal junto al río Gallo

Antes de llegar a Cuevas Labradas, tomamos un desvío a la derecha que nos introducía en una adecentada pista forestal y continuaba el trazado que iba marcando el río Galloa, tras un sencillo vadeo, sentimos algo que nos volvía a recordar otro de nuestros viajes…Tanzania. Solos, en la furgo, «atrapados» en un cañón lleno de vida. Animales por todos lados. Parecía que estábamos en un auténtico safari. Pero en España. Gozamos estos 5km no solo con la fauna, si no también con las formas geológicas que por allí se presentan.

De nuevo en el «asfalto», por llamarlo de alguna manera, salimos a la altura del pk 69 de la carretera CM-2015. Nuestro siguiente objetivo sería la visita al Puente de San Pedro. Lugar de baño en época estival y sitio exacto donde el río Gallo cede sus aguas al Tajo.

Río Tajo

Un kilómetro más adelante de este lugar, sale la pista forestal que sigue el cauce del Tajo (la misma que hicimos en bici cuando intentamos cruzar el puente de Peñalén). Nos introducimos en ella en busca de la impresionante casada de la Escaleruela. A algo menos de dos kilómetros desde el desvío. Pero la encontramos completamente seca. Habrá que volver en época de deshielo.

PN Alto Tajo. En busca de la cascada Escaleruela
PN Alto Tajo. En busca de la cascada Escaleruela

No nos importó mucho este imprevisto, ya que las vistas del Tajo desde aquí merecen la pena.

Media vuelta para tomar de nuevo la carretera, sentido Zaorejas en busca del último punto de interés. El mirador de Zaorejas. Existen múltiples miradores desde lo alto de los cañones del Tajo, unos más accesibles que otros. Pero este, tal vez sea el más famoso y conocido gracias a su «fácil» acceso.

A la altura del pk 61 de la misma CM-2015 sale un desvío, al principio hormigonado, que asciende durante unos 3km hasta una cota de 1148 m para ofrecernos una de las imágenes más bonitas del Parque Natural. Nosotros llegamos con el sol del atardecer, lo cual le dio un punto de belleza extra. Muy recomendable.

PN Alto Tajo. Mirador de Zaorejas.
PN Alto Tajo. Mirador de Zaorejas.

La noche comenzaba a echarse sobre nosotros. Tocaba un camino de vuelta lento. 30 km por una sinuosa y abandonada CM-210 hasta llegar a la nacional que nos llevó en torno a una hora de trayecto.

En los alojamientos nos esperaban Juan y familia para descansar y seguir disfrutando de este puente de diciembre.

Día 3. Localizaciones próximas.

Lunes,  7 de diciembre.

El día amaneció lluvioso por lo que tocaba adaptarse a las circunstancias.

El primer plan era la visita guiada al castillo. Pero dadas las circunstancias tan solo pudimos aproximarnos para dar un paseo por sus alrededores antes de que las previsiones de lluvia cumpliesen sus amenazas.

PN Alto Tajo. Castillo de Molina de Aragón.
PN Alto Tajo. Castillo de Molina de Aragón.

Rodear pausadamente el perímetro de las murallas de su ciudadela, y ascender hasta la Torre de Aragón, bien nos llevó algo más de una hora. Fue suficiente para ser conscientes de su grandeza.

Con la lluvias ya sobre nosotros, nos refugiamos en los coches que se ubicaban en el aparcamiento reservado para las visitas turísticas al otro lado de la carretera.

Recordé en ese momento que existían dos lugares de interés cercanos para visitar en coche. El agua no cedía y no era cuestión de movernos mucho por los chicos. Así que nos desplazamos hasta la cercana localidad de Rillo de Gallo.

Visitas próximas a Molina

Allí existe una casa con estilo Gaudiano, del que dicen fue el resultado de la apuesta entre unos vecinos. La construcción está inacabada ya que los herederos se desinteresaron por ella. Pero ahí sigue, mostrando sus peculiares fachas a la misma carretera N-211. Una breve parada, dos fotos y poco más.

PN Alto Tajo. Casa "gaudiana" en Rillo de Gallo.
PN Alto Tajo. Casa «gaudiana» en Rillo de Gallo.

Nuestro segundo y definitivo destino de la mañana de hoy sería la visita al castillo de Santiuste. Se sitúa a la entrada de la localidad de Corduente. Es de propiedad privada. Resulta curioso su espectacular aspecto en la fachada este y su parte a punto de derruirse en su parte oeste. Suficiente para hacer algunas fotos desde el exterior.

PN Alto Tajo. Castillo de Santiuste.
PN Alto Tajo. Castillo de Santiuste.

Tocaba volver a la cercana Molina de Aragón para comer. El Restaurante-Casino de la Amistad es una Sociedad Gastronómica que también sirve a los no socios como nosotros. Buenos aperitivos con las cervezas. Comida y trato correcto.

Intento por la tarde

Por la tarde, la lluvia continuó con su trabajo. Decidimos arriesgar y acercarnos con la furgo al corazón del Parque Natural para intentar hacer la ruta clásica del Salto de Poveda y Laguna de Taravilla.

Con la furgo cogimos la pista que sale en el pk 70 de la CM-210 para llegar hasta las casas de El Salto. Pero en esta ocasión perdimos la apuesta con la lluvia.

PN Alto Tajo. Pista forestal por el Parque Natural.
PN Alto Tajo. Pista forestal por el Parque Natural.

Pero nos daba igual. Adaptación. Afri pudo disfrutar del Parque Natural en otro de sus puntos distinto al día anterior. Pero con igualdad de comodidades dentro de nuestra «culona».

Los cinco kilómetros de pista nos sirvieron como paseo. Primero intentando parar en el parking adecentado frente al Cerro Moreno. Lugar donde se iniciaba la ruta propuesta que, evidentemente, desestimamos realizar.

PN Alto Tajo. Parking del Cerro Moreno.
PN Alto Tajo. Parking del Cerro Moreno.

La lluvia nos obligo a subir de nuevo a la furgo y continuar por la pista hasta las casas del Salto. Aquí la lluvia dio un respiro y nos permitió acercarnos a la base del espectacular Salto de Poveda. Solo 300 m de sendero que nos adentraba en la cascada más alta de todo el río Tajo. Una presa que colapsó y hoy en día hace las veces de cascada «natural».

PN Alto Tajo. Salto de Poveda.
PN Alto Tajo. Salto de Poveda.

Vuelta por la pista

De vuelta a la carretera por la misma pista, una última parada junto al puente de los pescadores. La lluvia era evidente, Afri se mantuvo en la furgo, pero yo me acerqué para ver más de cerca el color tan característico del río en esta zona. Impresionante. Volveremos para realizar la ruta que pasa por este puente de vuelta al punto inicial.

PN Alto Tajo. Puente de pescadores.
PN Alto Tajo. Puente de pescadores.

Ahora sí. Ya era el momento de volver sobre nuestros pasos hacia Molina de Aragón. Allí nos esperaban Laura, Juan y familia para seguir disfrutando con la oca, el parchís, los gestos y «Head and shoulders, knees and toes». Un plan perfecto para terminar estos frescos y lluviosos días.

Día 4. Barranco del Horcajo y vuelta a casa.

Martes, 8 de diciembre.

El cuarto y último día era el de despedida. Juan y Laura, marchaban con Aitor y Vega para casa. Nosotros alargaríamos un poco más la jornada.

Pusimos rumbo a Peralejos de las Truchas. Esperaba una carretera desgarrada como la que sufrimos en la CM-2015. Pero cual fue nuestro asombro que la CM-2106 que da acceso a esta localidad, estaba recientemente asfaltada. En nuestro paso por aquí en el verano del 2014 realizando el Camino del Cid, presentaba la misma calidad que su vecina de más al norte.

PN Alto Tajo. Carretera de acceso a Peralejos.
PN Alto Tajo. Carretera de acceso a Peralejos.

Gracias a ello, disfrutamos de la conducción por una serpenteante carretera. Sin prisa. Con una orografía característica que presenta los folletos turísticos.

Peralejos había sido nuestra primera opción de alojamiento. Y nuestro paso fugaz por el pueblo nos confirmó que no íbamos mal encaminados. Dispone de un camping del que dimos uso en nuestra travesía del Camino del Cid. Si volvemos, que volveremos, será seguro nuestra opción.

PN Alto Tajo. Barranco del Horcajo.
PN Alto Tajo. Barranco del Horcajo.

Hoy íbamos decididos a hacer la segunda ruta más popular del Parque Natural, el barranco del Horcajo.

De unos 13 km, circular y con tres partes bien definidas. La parte alta del barranco con su paso volado característico, la parte baja paralela al rio Tajo, y la tercera y novedosa parte que une ambas. Antiguamente había que hacerlo por carretera, pero actualmente se ha abierto camino entre el pinar que evita este paso por el asfalto.

Nosotros hicimos la opción más light. Solo la parte del río Tajo, ida y vuelta.

Inicio

Dejamos la furgo en el puente de Martinete, en el pk 86 de la carretera CM-2106. Un primer tramo corto por asfalto nos introdujo en el inicio de la ruta oficial.

Tan solo 4,5 km de ruta lineal y casi llana, para disfrutar de un plácido paseo por la montaña. El Tajo a nuestra derecha. Los pinos a nuestro alrededor… Y los copos de nieve comenzando a caer sobre nuestras cabezas.

PN Alto Tajo. Barranco del Horcajo.
PN Alto Tajo. Barranco del Horcajo.

Kenya se lo pasaba pipa corriendo de un lado para otro. Entre los pinos se dejaba entrever el cauce de un joven río que se abría paso entre cañones forjados por la vitalidad de sus aguas.

Justo cuando las marcas rojiblancas del GR marcaron un descenso brusco buscando la misma orilla del río, decidimos dar la vuelta.

Un lugar donde en épocas estivales permite el chapuzón y justo donde, pocos metros más a delante, se nos presentaría el estrecho del Horcajo, paso que da nombre a la ruta.

PN Alto Tajo. Barranco del Horcajo.
PN Alto Tajo. Barranco del Horcajo.

Tocaba volver por el mismo camino. Pero los copos de nieve permitían que la ruta pareciese distinto a la que habíamos transitado minutos antes. Comenzaba a nevar con intensidad y eso por una parte nos alegraba, pero por otra nos apuraba.

Pronto llegamos a la carretera y en breve al inicio de nuestra ruta. En poco más de una hora nos habíamos quitado el mono de senderismo del viaje. Suficiente.

PN Alto Tajo. De camino a la furgo.
PN Alto Tajo. De camino a la furgo.

Vuelta a casa

El mismo puente de Martinete marca el límite provincial entre Guadalajara y Cuenca. Por lo que seguimos nuestro rumbo hacia Toledo por tierras conquenses. Para ello debíamos salvar el Collado de Cañada Espinosa, en plena Sierra de Tremedal, a casi 1.600 metros de altura. La nevada que comenzó tímida en los 1.100 metros de cota que tenía el río, se confirmó 500 metros más arriba. Fue la primera nevada de India.

PN Alto Tajo. Collado de Cañada Espinosa.
PN Alto Tajo. Collado de Cañada Espinosa.

En la bifurcación del camino, debíamos elegir el camino hacia casa, previo paso por Cuenca. Por ambas opciones deberíamos cruzar otro Parque Natural, en este caso el de la Serranía de Cuenca. Masegosa-Beteta-Cañamares o Tragacete-Uña-Villalba de la Sierra.

Debido a la gran nevada que estaba cayendo, elegimos la segunda opción por ser una carretera y zona conocida del viaje realizado por la Serranía de Cuenca.

PN Alto Tajo. Carretera CM-2105.
PN Alto Tajo. Carretera CM-2105.

En el camino tres únicas paradas. Tragacete para repostar gasoil. En Villalba de la Sierra para tomar un café. Y poco antes, en la Ventana del Diablo. Una cañón que da acceso al Parque Natural de la Sierra de Cuenca con un característico mirador de muy fácil acceso desde la carretera.

PN Alto Tajo. Ventana del Diablo.
PN Alto Tajo. Ventana del Diablo.

Un comentario

  • Juan

    Q bien lo pasamos .q pasajes preciosos..en fin un puente de 10 con amigos excepcionales.,..volveremos los 7 más Kenia q es una perra super buena ..y por supuesto de la familia…..

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *