Sierra de Aracena. Otoño exuberante.
CAMPER,  SENDERISMO

Sierra de Aracena

Hoy os presentamos todo un descubrimiento para nosotros. El Parque Natural de la Sierra de Aracena y los Picos de Aroche, en el norte de Huelva.

Cualquier época del año es buena para visitarla. Pero si os tenemos que recomendar una especial, es en otoño. Nosotros fuimos el último fin de semana de noviembre. En estas latitudes, la caída de la hoja llega con dos semanas de «retraso» respecto al Sistema Central. Acertamos de lleno.

Sierra Aracena. Pueblos serranos.
Sierra Aracena. Pueblos serranos.

Cada vez que bajábamos a Sevilla o Cádiz por la Vía de la Plata, nos llamaba la atención el «otro Despeñaperros». La vistas se nos desviaba hacia uno y otro lado de la autopista a la altura de Sta Olalla del Cala. Bonito pueblo que nos da la bienvenida y, si vamos sin prisas, bien merece una parada para visitar su castillo de Santa Marta.

La carretera A-461 nos dirigirá al corazón de este lugar al oeste de Sierra Morena. El ondulado monte cubierto de encinas nos entrega una bonita carta de presentación. Presentación que queda confirmada al cruzar el viaducto sobre el embalse de Zufre y ver como la localidad que da nombre a este pantano juega al equilibrio sobre una loma de esta sierra que estamos conociendo.

Sierra de Aracena. Otoño en Aracena.
Sierra de Aracena. Otoño en Aracena.

Tras tomar el desvío a la N-433, pasaremos por Higuera de la Sierra que nos indica la proximidad de nuestro objetivo principal. Aracena y sus alrededores.

La visita solo duraría un fin de semana, que lo distribuiríamos de la siguiente manera. El viernes para conocer Aracena, el sábado lo dedicamos a buscar localizaciones a los alrededores para organizar las fotos de la preboda con Cristina. Y el domingo para adentrarnos de lleno en la naturaleza de estas bellas tierras mediante una ruta de senderismo.

Info previa

Tras el proceso de documentación vía internet y amiguetes de la zona, esta fue nuestra conclusión:

  • Existen centenares de rutas de senderismo por la zona, cada una con su particularidad, pero si queríamos encontrar una que fuese la más completa y representativa posible, sería la que une Fuenteheridos-Galaroza-Castaño de Robledo.
  • Para disfrutar de la furgo, hay varios camping y áreas recreativas. Nosotros elegimos el Área Recreativa de la Crucecita, en Corteconcepción. Aunque está algo retirada, sus vistas y su tranquilidad nos merecieron mucho la pena. Muy cerca está también el Área Recreativa de Marimateos (en el mismo desvío hacia Corteconcepción desde la Nacional)
Sierra de Aracena, Área recreativa La Crucecita.
Sierra de Aracena, Área recreativa La Crucecita.
  • Todos los pueblos tienen un carácter especial y común entre ellos. Sus casas blancas y sus vías empedradas que salvan los desniveles propios de los pueblos serranos. Pero además, cada uno de ellos tiene algo que les define y diferencia del resto. Cortegana con su castillo medieval. En Almonaster es su mezquita-fortaleza su motivo de orgullo. Santa Ana nos ofrece los bellos Chorros Ollarancos. Qué decir de los jamones de Jabugo, la fuente de los Doce Caños en Garaloza o la iglesia inacabada de Castaño de Robledo. En Alájar podemos ascender por el puerto hasta su ermita de Ntra Sra Reina de los Ángeles, en el mirador de la Peña Arias Montano. Fuenteheridos destaca por sus densos castañares. Y Linares con sus «llanos», que no son otra cosa que empedrados artesanales en las puertas de las casas. Y Aracena… Todos ellos forman el corazón a partir del cual se forma todo este paraje protegido.
Sierra de Aracena, prados.
Sierra de Aracena, prados.

Día 1 Aracena

El primer día lo dedicamos a conocer el pueblo que da nombre a la sierra. Pasear por sus calles nos sirve para descargar las piernas del viaje y disfrutar de una primera toma de contacto con los lugareños. Nuestro colegas andaluces nos recomiendan comer setas de temporada, quesos, mieles y chacinas en alguno de sus múltiples restaurantes. Amén de cualquier tipo de carne, no solo jamón, cocinada en cualquiera de sus versiones.

Sierra de Aracena Turismo gastronómico.
Sierra de Aracena Turismo gastronómico.

Visita a la imponente Gruta de las Maravillas que se esconde bajo el cerro que muestra orgulloso su iglesia y fortaleza en lo alto. Y para reponer energías, unos dulces de la Confitería Rufino.

Sierra de Aracena, Confitería Rufino.
Sierra de Aracena, Confitería Rufino.

Si queremos «bajar la comida» os recomiendo un leve paseo por el camino que conecta Aracena con Los Marines. Una pista que sale al noroeste de la localidad, junto al polígono industrial Cantaelgallo, nos introducirá en un hermoso castañar; que en esta época cubre de impresionantes rojos y ocres sus copas y suelo.

Sierra de Aracena. Camino a Los Marines.
Sierra de Aracena. Camino a Los Marines.

Os aconsejamos tomar el coche para llegar al inicio de este paseo. De este modo, lo tendremos a mano para después desplazarnos por una bonita carretera hasta la pequeña localidad de Carboneras.

A medio camino entre estos dos pueblos, nos encontraremos el Mirador del Castañar, desde el que podemos disfrutar de preciosas vistas de estas bonitas tierras. Dedícale unos minutos.

Sierra de Aracena. Mirador del Castañar.
Sierra de Aracena. Mirador del Castañar.

Dos kilómetros más adelante estaremos en Carboneras. Un pueblo tranquilo donde pasear por sus silenciosas calles, servirá para trasladarnos algunas décadas atrás. Desde lo más alto donde se encuentra su iglesia, hasta la parte más baja donde el río Herrumbe riega las huertas. Atrévete a investigar por sus caminos junto al puente que lo cruza. ¡¡¡Nosotros nos encontramos con una piara de cerdos de pata negra!!!

Nuestro lugar elegido para dormir quedaba  unos 15 km. Área Recreativa de la Crucecita, en Corteconcepción. Llegamos de noche y sin saber lo que nos podíamos encontrar.

Sierra de Aracena Corteconcepción desde la Crucecita.

Día 2 Pueblos de la Sierra

A la mañana siguiente, unos cencerros nos despertaron. Una docena de ovejas guiadas por un perro pastor «desayunaban» en el pasto verde en el que nos encontrábamos. De vecinos, una sola caravana. Vistas al embalse de Aracena. Paz, tranquilidad y olor a café. Solo por esta razón, ya consideramos recuperado la inversión en nuestra furgo.

Sierra de Aracena. Buenos días.
Sierra de Aracena. Buenos días.

Un leve paseo hasta la cruz que asoma en una pequeña colina es suficiente para desperezar el cuerpo. Arriba, en menos de 5 min, la sierra nos regala unas vistas 360º de las que motivan para empezar el día con energía.

De vuelta a la furgo hoy tocaba visita a algunos de los pueblos de la sierra.

Galaroza, para visitar su fuente de los Doce Caños y pasear por sus calles. Jabugo, donde pudimos observar la sobrexplotación de la localidad en torno al jamón. Castaño de Robledo, pequeño y coqueto a pesar de su iglesia inacabada. Vistas desde el Puerto de Alájar o Peña de Arias Montano, su arco al sur y su ermita Ntra. Sra Reina de los Ángeles.

Sierra de Aracena. Casas rústicas.
Sierra de Aracena. Casas rústicas.

Son carreteras para tomarlas con tranquilidad y disfrutar del propio viaje.

Seguiremos hacia Linares de la Sierra, con gran ambiente de tapeo en su plaza que hace las veces de plaza de toros; y sus «llanos» artesanales en las puertas de las casas.

Todo el día le dedicamos para movernos entre estos lugares, si bien, existen muchas más posibilidades como se comentaba al inicio de la entrada.

Sierra de Aracena. Embalse de Aracena.
Sierra de Aracena. Embalse de Aracena.

Día 3 Ruta senderista

Buscábamos una ruta que sintetizase todo lo que podíamos ver en la sierra. Existe mucha variedad y es difícil elegir. Pero de entre todas ellas, consideramos la más completa la que une Fuenteheridos con Galaroza y Castaño de Robledo.

Sierra de Aracena. Sauce.
Sierra de Aracena. Sauce.

Son 20 km de ruta que pueden simplificarse eliminando la visita a Fuenteheridos y reducir casi a la mitad sus kilómetros; y consecuentemente, el tiempo. Esta segunda opción fue la elegida.

Saliendo de Galaroza nos introducimos en un sendero que acompaña al río Murtiga con exuberante vegetación de ribera. Se saldrá de este bonito tramo para llegar a Castaño de Robledo donde tomar un refrigerio en mitad de ruta antes de volver.

Tocará ahora recorrer un bonito bosque que alterna pinos, encinas, robles y castaños. Ya en descenso hasta llegar al punto de inicio.

Sierra de Aracena. Otoño exuberante.
Sierra de Aracena. Otoño exuberante.

En total unos 10 km para superar un desnivel de 300 m. Fácil, para todos los públicos y con vistas muy variadas.

Terminaba así nuestro fin de semana por tierras onubenses. Confirmando que hay vida más allá de sus kilométricas y paradisíacas playas.

Nos ha dejado con ganas de más… Así que, volveremos para poder explicaros más y mejor.

¡Hasta la próxima!

Sierra de Aracena. Área Recrativa Marimeateos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *